La Homeopatía no es para  todos

 

Este espacio es dedicado a todas aquellas personas que desde hace muchos años padecen diferentes tipos de enfermedades, y deambulan de consultorio en consultorio, viendo diferentes tipos de médicos especialistas, inclusive, todo tipo de medicinas alternativas, son los que mensualmente visitan sin preguntarse, ni escuchar ese mensaje interno que cada uno de nosotros porta y que corroídos tanto por las vivencias pasadas, como por los conflictos y padecimientos actuales no se permiten escuchar. La pregunta es: ¿Cuál es el camino a transitar y por qué llegaron a donde están?, digo esto porque si bien hoy muchos autores que se han tomado el tiempo de describir el sentido de una enfermedad como por ejemplo, el Dr. Hamer de Alemania, cuando hace una brillante exposición en lo que se dio en llamar la Nueva Medicina, que a partir del fallecimiento de un ser querido dedica su vida a investigar y describir que el cáncer es la mejor respuesta a un conflicto cerebral y que de acuerdo a la ubicación topográfica del tumor va a describir el tipo de conflicto, u otros autores como son Thorwald Dethlefsen y Rudiger Dahlke que escribieron la enfermedad como camino. Sin embargo todo esto sirve para entender a partir de concientizar, que no es la salida lo que uno debe buscar sino la puerta de entrada. Esto que así expresado parece de una sencillez extrema, en mi especialidad, explico todos los días a la gente que cuando uno registra una enfermedad en el organismo lo único que hace es entender el impacto orgánico de la enfermedad, pero el tiempo transcurrido, tal vez sea muy largo y es por eso que cuando se padece una enfermedad crónica, si se eligiera para su curación por ejemplo el camino de la homeopatía, uno se encontraría descubriendo lugares, encuentros y desencuentros de síntomas, como historias pasadas que van transcurriendo a la manera de una película que se pasa en sentido inverso hasta alcanzar ese pequeño sonido que en principio no escuchamos y luego va amplificándose hasta poder transformarse en el sentido de nuestra propia historia.

Elegí este título porque la homeopatía no es para todos, tal vez pensando que no sé si todos somos capaces de transformar ese sin sentido, sentido que se llama enfermedad crónica, que aparenta ser un sin sentido en una historia con sentido, como lo describiría desde Galeno hasta Hahnemann en su Organom de la medicina en donde proponen que el camino para curar una enfermedad crónica es encontrar en cada paciente el alto fin de su existencia.

 

Dr. Sergio M. Rozenholc