El Dr. Rajan Sankaran en Argentina

Uno de los más prestigiosos médicos homeópatas procedente de la India el Dr. Rajan Sankaran, nos visitará en Buenos Aires los dias 29 y 30 de setiembre y 1 de octubre de este año, brindando un Seminario en la Escuela Médica Homeopática Argentina, dirigido a médicos, veterinarios y odontólogos.

Es muy novedoso e interesante el trabajo del Dr. SanKaran, aportando en su investigación una nueva mirada en la toma del caso clínico, que comienza con la diferenciación de los reinos (animal, vegetal y animal) y que sirve de puntapié inicial para la toma del caso, un primer elemento a diferenciar en el paciente. Si tenemos el caso de una persona a la que identificamos con un mineral, todo su discurso va estar en relación a la Estructura teniendo en cuenta que su rol va a estar circunscripto a cuidar familia, amistad, rendimiento, relaciones, etc. Si el medicamento que necesitara fuera de origen animal, todo lo que podemos observar en sus palabras va a estar relacionado con la Supervivencia. Por ejemplo, ante dificultades con su jefe, el tema pasa a ser tú o yo y esto se refleja en todos los campos. Si determinamos que el remedio que necesita un paciente es una planta, descubriremos que todo va a estar en relación con la sensibilidad, con el campo Emocional, sin olvidarse que las plantas necesitan de lo externo, como las lluvias, el sol y el viento y se tendrá que tomar en cuenta estas cuestiones.

Es interesante ver cómo emplea del Dr. Scholten la clasificación de la tabla periódica de elementos, quien produce un nuevo ordenamiento de los minerales, que tiene características reveladoras por la manera en que está realizada. Por ejemplo, en la primera línea ubica el Hidrógeno y nos muestra cómo la temática de este elemento está relacionada con el nacimiento y la existencia. Luego, en la línea del Lithium ubica el tema de la separación; la siguiente línea, el Natrum, ahí ubica el tema de la identidad y la relación con la madre; luego, en la línea de Calcárea, aparece el tema de la seguridad, la tarea; por debajo de esta línea, el Strontium, ubica la creatividad, perfomance, etc. y así va trabajando cada lugar en la tabla en donde reconoce que los elementos ubicados en el extremo izquierdo son incapaces de tener éxito, los del medio sí tienen éxito y los de la derecha son descriptos como que mantienen el éxito mientras los elementos que se ubican en el extremo derecho pierden éxito.

El Dr. Sankaran también incorpora una variedad importante de patogenesias animales, clases y subclases (crustáceos, animales marinos, insectos, arañas, reptiles, serpientes, anfibios, pájaros, mamíferos, etc.) evaluando la competición, sus atractivos, su sexualidad.

Un análisis novedoso es el que realiza con su descripción del alma de las plantas, en donde crea una clasificación totalmente nueva a partir de sus síntomas generales, de acuerdo con las familias de las que provienen y entonces, observamos que las longaniáceas (nux vomica, gelsenium, e ignatia), tienen en común el shock seguido de su efecto paralizante.

Su clasificación miasmática es diferente y por lo tanto produce una reformulación de los mismos:

  1. miasma agudo
  2. tifioideo
  3. malaria
  4. psórico
  5. tiña
  6. sicósico
  7. tubercular
  8. lepra
  9. cáncer
  10. sífilis

Lo sorprendente en el Dr. Sankaran es la clasificación en donde divide en niveles de profundidad a la homeopatía para la toma del caso:

  1. La patología
  2. Los síntomas
  3. Las emociones
  4. Las ilusiones
  5. Las sensaciones
  6. La energía

y el séptimo nivel dice que no puede nombrarlo por el momento.

En donde personalmente entiendo que el modelo es revolucionario, es el momento en el que tomando un caso con un paciente, luego de su larga exposición, comienza a pedirle que se concentre en el lenguaje que tienen sus manos y fundamentalmente, en qué sensaciones acuden ante el interrogatorio, que siempre remiten a lo más profundo del paciente, ya que en el nivel de la sensación no hay lenguaje, no hay intelecto, desaparecen ciertos niveles corticales que son operaciones de la represión.

Hay algo que con sencillez nos pide a los colegas, que me parece maravilloso. Nos dice: queridos colegas, ustedes, cuando toman una historia, tienen que hacer de cuenta que no saben nada, que son idiotas, porque si el paciente cree que ustedes saben, no les entregará eso maravilloso que son sus sensaciones más profundas. Es decir, pide un cambio de la posición médica, bajar al médico del lugar del supuesto saber, lo que permite al paciente deslizarse por lo más profundo de su ser, durante la consulta.

Para explicar un poco más me gustaría dar un ejemplo de mi experiencia clínica a partir de haberme interiorizado y comprendido el modelo. Esta pequeña historia pertenece a una paciente que atiendo hace 4 años. Beatriz tiene 43 años, es soltera, muy apegada a sus padres. Me consulta por hipertiroidismo e ictericia que la aquejan hace 7 años. Beatriz se describe como triste, tímida, vergonzosa, sin muchas inquietudes, muy trabajadora, con poca vida social, es de poco salir y no ha tenido una relación afectiva en todos estos años. Toda su vida parece estar cercada por relaciones familiares. Durante muchos años recibió un medicamento llamado Silícea, en variadas dosis y potencias, que habían mejorado en ella todos los síntomas clínicos, pero no había logrado poner, a mi entender, en marcha un mecanismo profundo de curación.

Ante este caso, un día me propongo poner al servicio de mis conocimientos todos los aportes del Dr. Sankaran y comienzo a preguntar a la paciente en la consulta, qué gestos son los que estaba realizando con las manos. En principio no puede hablar de sus gestos, pero noto que con sus manos hace un dibujo en el aire, de algo que asemeja a un útero, y en su expresión se percibe dolor cuando sale de ese dibujo que trazan sus manos. Le insisto, le pido que me hable un poco más acerca de lo que está haciendo con las manos y sólo puede pronunciar la palabra mamá.

El clima que se estaba generando en la consulta iba permitiendo que la paciente me entregara síntomas como la ansiedad con desesperanza, llanto por la noche debido a su estado, y refiere su tristeza, que es de toda la vida, datos que en anteriores consultas no había mencionado

Decido prescribir Lithium carbonicum, medicamento que produce un cambio sustancial en la vida de esta paciente, de tal magnitud, que a los 30 días de la prescripción, recibo un llamado de Beatriz, en el que me hace casi una confesión telefónica: me cuenta que viene de la iglesia de hablar con su cura confesor y que yo voy a ser la segunda persona a la que le va a contar algo que ha sido muy doloroso en la infancia, que había sido violada por su padre y que en ese día lo iba a hablar con toda su familia. Y así fueron ocurriendo sus cambios, y hoy encontramos a una Beatriz más libre, trabajando en forma independiente, ya no con su familia. Comienzan a aparecer nuevas necesidades en ella, como las de salir, abrir el juego en su relación de amistades y de sus proyectos futuros.

Esta pequeña síntesis de este caso clínico es una puntada inicial para estudiar en profundidad el nuevo modelo propuesto por y recordar a mis colegas, que el Dr. Sankaran, ya que en ciencia, no nos podemos abroquelar a los conocimientos del pasado y tenemos que ser valientes para incorporar estos nuevos modelos, porque esta vida es un permanente cambio y nosostros, los médicos, estamos inmersos en ellos. Yespero haber despertado el interés en este nuevo modelo cuyo Seminario se dictará en Buenos Aires el proximo 29, 30 de setiembre y 1 de octubre en la EMHA

Muchas gracias

Dr. Sergio Rozenholc

E-mail: doctorsergiorozenholc@gmail.com